Consejos para la enseñanza con LEGO

Cuando utilizamos manipulativos en el salón de clases puede tornarse un poco difícil. La realidad es que los niños lo primero que quieren hacer es jugar con las herramientas de aprendizaje que le proveemos. Jugando es como ellos exploran y conocen su mundo. Es natural que si le damos piezas de LEGO® para aprender conceptos matemáticos, lo primero que quieran hacer sea construir una torre o su transformer favorito. Por tal razón, siempre que le introducimos nuevos manipulativos a los niños es necesario que les demos tiempo para que los puedan explorar libremente antes de comenzar formalmente con la lección.

Es bien importante hacerle saber a los niños que los materiales que se utilizarán les ayudarán a descubrir nuevas formas de aprender los conceptos y destrezas en clases. El lenguaje con el que nos dirigimos a nuestros niños debe ser claro y preciso, ya que debemos hacerles entender que a la clase todos vienen a aprender. No perdamos de perspectiva que para mantener un ambiente adecuado de aprendizaje se necesita mantener un buen control de grupo en la sala de clases.

Cuando trabajamos con manipulativos como los ladrillos LEGO, es necesario que impartamos a los niños instrucciones y ejemplos de la tarea que van hacer. Los estudiantes deben saber exactamente qué van hacer y cuánto tiempo tienen para hacerlo. Es bien importante dar espacio para aclarar dudas de ser necesario. Luego se podrá entregar los materiales para que todos puedan comenzar a realizar la tarea.

El aprendizaje no tiene por qué ser aburrido. La clave está en facilitarle a los niños herramientas que estimulen su imaginación y creatividad. Y con LEGO logramos eso y más. Las posibilidades para construir, aprender, jugar y divertirse con LEGO son infinitas.

Si tiene alguna sugerencia o comentario, agradeceremos que lo comparta. Muchas gracias por leernos y visitarnos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *